¿Cuánto nos habrá robado el miedo?

El lápiz baila sobre el papel al ritmo que nosotros lo hagamos bailar, entonces en lugar de resoluciones que sólo vivirán entre las líneas del papel para nunca llegar a tu vida por que no decidir empezar de nuevo, sin expectativas que te defraudarán con el tiempo ni miedos que te roben de tanta vida. Si la vida en teoría es sólo viaje y escuela que tiene como destino un mundo que aún no conocemos y que tal vez todavía se delinea, ten la seguridad que nuestros corazones son la única guía que tenemos hacia este nuevo pero infinito destino.  

Lo malo pasa, lo bueno también y si todo pasa, para que aferrarnos. Entonces no malgastes tu tiempo en planes, porque la vida es como es y no como nos da la gana que sea, ella trae sus  planes para nosotros que por suerte en la gran mayoría de sus turnos juegan a nuestro favor, por tanto cuando las cosas no vayan según tu propio guión, pendiente, que hay mucho que aprender.

No pierdas el sueño pensando en el destino, el libro no está escrito, eso te toca hacerlo a tí. La vida no es un mero teatro pre programado que espera la caída del telón, más bien es un sueño que tuvo Dios y nos regaló para antes del despertar, un regalo adrede porque en mi experiencia los sueños son el origen del futuro. 

El tiempo nos enseña que solo se puede ir y ante todo se debe seguir, porque ni nuestros días más grises le quitarán el color al resto  y nuestras pausas no le pondrán un freno al tren del tiempo. Es por esto que concluyo que quien inventó el tiempo nos regaló un invaluable y justo maestro.

Aprende a ser feliz con cualquiera que sea el significado que quieras darle pero hazlo. La felicidad que no te permitiste hoy se convertirá en la amargura que querrás egoístamente repartir a todo el que te rodea después, pues se dice que si no eres feliz andas jodiendo a todo el mundo.

Vive libre de cargas que en su mayoría ni siquiera son tuyas.

No prives al mundo del bendito regalo que eres dejando de ser quien verdaderamente eres. Cuando te cohibes y no te compartes, la vida queda un poco incompleta. 

Deja el ilusorio miedo a un lado que te roba de tanto futuro que por el no has alcanzado.

No te deseo un feliz año, te deseo que vuelvas a empezar pero esta vez como quieres, como vale la pena y la alegría también. Que para este mismo día del próximo año hayas entendido que nada culmina porque todo está empezando. La vida es un constante renacer. 

Un cambio en el número del año calendario no te liberará de lo que no aprendiste a soltar como tampoco te retrasará de las alegrías que están por nacer.

ADRIELO-FIRMA-18.png